Una compañía en China asegura que puede construir un edificio de 30 pisos en solamente 15 días mediante la utilización de elementos prefabricados y el uso de técnicas ecológicas.

Un video promocional publicado en el sitio YouTube asegura que la firma Broad Sustainable Building (BSB) "ha hecho historia".

El material intenta mostrar cómo surge de la nada el hotel T-30, de 500 habitaciones, cerca de un campo de coles en las inmediaciones de la ciudad de Changsha.

Las imágenes han generado sorpresa entre arquitectos occidentales y el video ha alcanzado más de cinco millones de visitas y una amplia cobertura mediática.

El diario Los Angeles Times, por ejemplo, recoge el testimonio de un campesino, Liu Zhangning, quien describe cómo, mientras sembraba coles, vio la llegada de una grúa y casi sin transición apareció un enorme edificio entre "luces que iluminaban la noche como si fuera de día".

Según ABC News el 93% de las estructuras de la edificación fueron construidas en una fábrica, lo cual que -de acuerdo con BSB- agiliza todo el proceso, elimina riesgos asociados con el diseño y abarata costos.

¿Es seguro?Sin embargo, algunos están preocupados por el tema de la seguridad.

En opinión de arquitectos, el fervor constructivo que vive China en medio de su crecimiento trepidante de las últimas décadas hace que muchas empresas recorten los gastos sin tener en cuenta la durabilidad de los proyectos y su seguridad.

Además de satisfacer los requerimientos del desarrollo, China se ve en la necesidad de alojar el éxodo estimado en unos 400 millones de ciudadanos que emigran del campo a la ciudad.

Y aunque la construcción ha sido clave para el auge de China, Martin Patience, de la BBC, dice desde Shangai que el sector inmobiliario comienza a dar signos de un preocupante declive.

Hay preocupación, sostiene Patience, porque las bases del gigante asiático "parece que no eran tan firmes como muchos pensaban".

Pese a todo, BSB parece tener prisa en apostar firmemente por la construcción... en tiempo récord.

Según medios de prensa, ya a principios de 2011, consiguió levantar un edificio de 15 pisos en una semana.

En su sitio electrónico, la compañía no sólo asegura que sus métodos son seguros sino, además, amables con el medio ambiente ya que el proceso de fabricación de las estructuras contempla reducciones de los desechos y de la emisión de gases contaminantes.

Escribe tu correo electrónico: