Científicos estadounidenses hicieron un estudio para medir qué tanto la gente puede resistir a sus deseos. El resultado reflejó que revisar Facebook, Twitter o el mail puede ser más difícil de aguantar que los cigarros o el alcohol.

Mientras que dormir y tener sexo pueden ser instintos más fuertes, la gente es más propensa a ceder ante el deseo de utilizar medios sociales.

Wilhelm Hofmann de la Universidad de Chicago y lider de la investigación, dijo a The Guardian que “el deseo por los medios podría ser más difícil de resistir debido a su alta disponibilidad y porque se siente como que no cuesta mucho ceder ante estas actividades, a pesar de que uno se quiera resistir”.

Hofmann lo comparó con el cigarro, que a diferencia de las redes sociales, tiene un valor monetario, lo que agrega una dificultad a su consumo y lo puede hacer un poco más fácil de resistir.

El equipo utilizó Blackberrys para medir la fuerza de voluntad de 205 personas de entre 18 y 85 años.

Se les enviaron señales siete veces al día por siete días consecutivos para que pudieran enviar un mensaje de vuelta sobre si estaban experimentando un deseo en el momento o durante los últimos 30 minutos, qué tipo de fuerza tenía (siendo la máxima irresistible), si entraba en conflicto con otros deseos y si es que era posible resistirlo o se luchaban contra él. Hubo 10.558 respuestas y 7.827 episodios donde el deseo ganó.

Dormir y el ocio son los deseos más problemáticos, lo que según lo dicho por Hoffman, sugiere una “tensión dominante entre las inclinaciones naturales a descansar y relajarse y la multitud de trabajo y otras obligaciones”. (El Mercurio/GDA).
ESPACIO PARA PUBLICIDAD

, ,
Escribe tu correo electrónico: