Un hombre presentó una demanda contra el gigante de internet después de ser fotografiado por un vehículo equipado con cámaras cuando orinaba en el patio de su casa.

El sujeto de unos 50 años dijo haberse convertido en el hazmerreír del pueblo, una comunidad rural de 3.000 habitantes en el norte de la región Maine y Loira, después de que la foto fue publicada en la aplicación Street View.

"Esto plantea un problema democrático, porque todo el mundo tiene derecho a vivir en un cierto secreto", dijo Jean-Noël Bouillaud, su abogado. "En este caso en concreto, no es algo grave, es más bien cómico. Pero si lo hubieran pillado con otra mujer que no fuera la suya, el problema sería el mismo", indicó.

Los tribunales decidiránEl hombre exigió la retirada inmediata de la foto y no un simple pixelado de su rostro, como hizo la multinacional. Además, pidió 10.000 euros en compensación por daños y perjuicios.

El abogado de Google Street View, que no ha tenido que presentarse ante la justicia francesa hasta ahora, solicitó la nulidad del caso, puesto que el servicio se edita desde Estados Unidos.

Google Street View es un servicio lanzado en el 2007 para completar Google Maps y Google Earth. Utiliza las imágenes que toma un vehículo que circula por las calles equipado con cámaras.

Su lanzamient generó dudas sobre la intromisión en la privacidad de las personas, lo que ha hecho que en algunos decidieran prohibirlo.
ESPACIO PARA PUBLICIDAD

,
Escribe tu correo electrónico: