Se llamaba Vladimir Likhonos, tenía 25 años, y murió en su casa por la explosión de un chicle que le arrancó la mitad de la cara. Likhonos era un estudiante ucraniano de Química del Instituto Politécnico de Kiev y, al parecer, mezcló accidentalmente el chicle con una sustancia explosiva que utilizaba en sus experimentos, informa el portal 20minutos.

El polvo explosivo y el ácido cítrico eran similares, cualquiera pudo haberse equivocado El joven tenía la costumbre de mezclar los chicles con ácido cítrico para darles más sabor. Sin embargo, se equivocó de recipiente y añadió al chicle un polvo explosivo que resultó ser fatal.

La portavoz policial Elvira Biganova explicó que se encontró al joven muerto con la mandíbula destrozada. "El polvo explosivo y el ácido cítrico eran similares, cualquiera pudo haberse equivocado", mencionó.

Biganova también comentó que los agentes, "muy experimentados, están muy conmocionados por lo que han visto".
ESPACIO PARA PUBLICIDAD

Escribe tu correo electrónico: